Zapatero, ante los universitarios