La actividad económica chilena se contrajo un 3,9 por ciento en febrero