El administrador del Canal de Panamá asegura que no puede ser "rehén" de un contratista