Los afectados por ERE hasta abril fueron un 53 por ciento más que en todo el año 2008