La agencia Fitch rebaja otros tres escalones la solvencia de Portugal