La agrupación de siete reguladores en la CNMC ha propiciado un ahorro de 8,2 millones en gastos de personal