Las apps para comprar se disparan: los españoles tienen una media de siete aplicaciones instaladas