El euro se aproxima a mínimos de doce años al perder los 1,08 dólares