Una auditoría realiza una crítica devastadora al papel del FMI antes de la crisis