El aumento de la factura energética eleva el déficit comercial un 8,6%