El aumento del gasto turístico no se refleja en los sueldos de los trabajadores