Sindicatos y empresarios rechazan bajar los sueldos de españoles