La banca, en el punto de mira del Gobierno