El Banco de España constata "cierta atonía" en el consumo privado y "debilidad" en el empleo