Los bancos españoles han usado ayudas públicas por valor del 8,4% del PIB