La deuda de los bancos españoles con el BCE mantiene el máximo anual, con 69.299 millones (-0,8%)