Los bancos españoles redujeron el 7,2% los cobros por comisiones en 2008