El beneficio de la gran banca cae un 4,8 por ciento pero logra 14.940 millones