El beneficio neto trimestral de Sony cayó a 641 millones de euros