La bolsa española sube el 2,78% y se queda a las puertas de los 10.000 puntos