Los bonos de titulización fueron el activo de garantía más usado en 2010