Las burbujas de Freixenet serán las mismas que en 2008 por culpa de la crisis