Cabify vuelve a Barcelona y adapta su negocio a las condiciones de la Generalitat