El sector del calzado español cierra 2009 con una caída del 6,24 por ciento en ventas