Las catástrofes naturales elevan la factura de aseguradoras a 294.575 millones