“450.000 vidas perdidas por la contaminación del aire y los gobiernos no imponían medidas tan severas”