El comercio alemán registra los niveles más altos de su historia