El comercio facturó 619.124 millones de euros en 2009, el 15,8 por ciento menos