El sector privado y el comercio mundial mejoran las perspectivas en el G7