Ninguna compañía aérea respeta los derechos del usuario