La niebla complica la situación de Iberia con más vuelos retrasados