La deuda de las comunidades marca un récord al situarse en el 11,4 % del PIB