Los concursos de acreedores bajan el 7,2 por ciento en 2010 tras tres años de subidas