La confianza de los consumidores en la economía de EE.UU. toca nivel más alto en ocho meses