El consejero delegado de Bank of América cree que la crisis tocará fondo este año