Cuidado con lo que escribes en WhatsApp: una sentencia considera como contrato verbal unos whatsApp para cerrar un contrato de alquiler