Las eléctricas cortaron la luz a más de un millón de familias en 2013