El coste de la vida en EE.UU. subió un 0,5 por ciento en marzo y un 2,7 por ciento en un año