Los costes de BP por el vertido en el golfo superan los 2.000 millones euros