El mundo crecerá un 4,5 por ciento en 2012 pese a los terremotos, tsumanis y revueltas