Tras la crisis continuará el paro