La crisis hizo que las familias ahorrasen más del doble entre enero y marzo