La crisis lleva a la inestabilidad social en China