Cristiano Ronaldo, en la alfombra roja de los juzgados