Unos 100.000 cubanos entraron al sector agrícola para impulsar producción