La cuesta de enero se hace notar en las rebajas