El fin de la deducción impulsa la venta de viviendas el 6,8 por ciento en 2010