Los expertos vaticinan una nueva recesión si se recorta el gasto