La demanda de bienes cotidianos de consumo se frenará en 2012, según un estudio