Los dos mayores países en desarrollo, China y Brasil, impulsan su cooperación